Revista Sinapsis – Interés General

Qué uso le damos a la tierra y cómo modificamos la naturaleza. Intelectuales y artistas conversan con los que manejan los recursos, promueven políticas y diseñan los alimentos que comemos.

Lecciones de Ajedrez

tablero

LA DEBILIDAD DEL MONARCA

Por Joe Cass

Podría ser un problema pero lo hicimos teorema. La dificultad del título: Final de juego es trillado y convencional. Blancos contra negros, malintencionado. Yin y yang obvio.

¿El rey es el poder? Aunque el poder está representado en el rey, la reina es la pieza más fuerte del tablero. El rey puede moverse de a un casillero por vez. No tiene mucha movilidad. En cambio la reina puede moverse para todos lados y de a ocho. Hasta los peones tienen más movilidad que el rey, pues al comienzo pueden avanzar dos casilleros. Los peones pueden transformarse en reina si llegan. Esa es la promesa. Un peón puede decirle al otro: Nos han puesto en este tablero para pelear, tenemos que convencer a los reyes que vayan al armisticio porque los que vamos a morir somos nosotros. Evitemos tantos daños.
Final de juego: Cuando sólo quedan el rey y el peón, se llama final de partida o final de juego. Hay una obra de teatro de Beckett en la que pone en evidencia las relaciones de amo y sirviente. Por momentos no se sabe bien quién es quién, pues el patrón depende de su sirviente hasta para comer. Situación que es aprovechada por el esclavo que lo humilla y se venga de malos tratos pasados ejerciendo una inversión del poder. Ellos se llaman Hamm y Clov (martillo y clavo).